Higuera – Ficus Carica

Higuera – Ficus Carica

Higuera – Ficus Carica

Origen: Asia menor y región mediterránea

Medidas del tronco:  40 / 50  20/25 14/16 10/12 12/14 16/18 25/30 30/35 35/40

Descripción: Siempre ha sido considerado como árbol que no requiere cuidado alguno una vez plantado y arraigado, limitándose el hombre a recoger de él los frutos cuando maduran. Las únicas higueras con cuidados culturales esmerados, son las brevales, por el interés económico de su primera cosecha, la de brevas. Son árboles o arbustos de madera blanda, de hojas grandes, verdes y brillantes por el haz y grises y ásperas por el envés. Sus flores, unisexuadas, están distribuidas por la superficie interna de un receptáculo lobuloso abierto en un extremo (ojo); este receptáculo, tras la fecundación, se hincha y se vuelve carnoso, formando una masa rica en materias azucaradas: el conjunto es un fruto múltiple (sicono), la breva o el higo. El denominado fruto de la higuera (infrutescencia) es blando, de gusto dulce, en cuyo interior, de color encarnado y blanco, se alojan lo que, aparentemente son semillas pequeñas, pero que en realidad son verdaderos frutos. Aparece cubierto exteriormente por una piel verdosa, negra o morada, según las diversas variedades.

Contacta para más información sobre el producto